Descubrir el Arte | Entrevista

Fotógrafo desde que esta disciplina se cruzara en su primer curso como estudiante de Bellas Artes en la Universidad de Castilla-La Mancha, estudió allí dos años y medio, en los que se desarrolló técnicamente, para pasar después a la Universidad de Barcelona, donde se sintió crecer con profesores como Manuel Laguillo, Claudi Carreras y Enrique Carbó. Su formación
culminaría con cuatro meses como erasmus en el Falmouth College of Arts y una beca Séneca en la
Universidad Complutense de Madrid. Un lustro tras el que se inició una trayectoria profesional ya consolidada.

Entrevista a Juan Baraja

(…) Fundación Cerezales Antonino y Cinia, Campocerrado, el Museo ICO, ahora la Fundación RAC de Pontevedra, ¿Cómo haces para estar en una selección tan cuidada de fundaciones y centros de arte?

La exposición ‘Contra todo lo que reluce: efectos del tiempo’, por ejemplo, surgió de la propuesta que la Fundación Cerezales Antonino y Cinia, hizo al Museo ICO a raíz de mi exposición «Olvidados del tiempo» en Cerezales. Una parte que me gusta mucho de mi trabajo tiene que ver con la gestión y con pensar dónde encaja tu obra y dónde no. Además, tiene que ver también con la relación que estableces con las personas o las instituciones. En el caso de la Fundación Cerezales, todo empezó cuando Alfredo Puente y Rosa Yagüez me visitaron en el estudio en 2015 y me propusieron hacer un proyecto sobre las obrasque estaban haciendo para la nueva sede en León, un edificio de Alejandro Zaera. Me dieron total libertad y durante año y medio estuve yendo a Cerezales del Condado a fotografiar el edificio para poder ir puliendo ese proyecto poco a poco. Después, he seguido colaborando con ellos. Así es cómo van surgiendo los proyectos, las exposiciones y lo más importante, las relaciones con las personas.

Las casas de los creativos del momento están en el nuevo número de AD abril

Diáfano, industrial y muy madrileño. El estudio de Juan Baraja en Carabanchel es el reflejo de sus fotografías: un caos ordenado lleno de pequeños tesoros.

Hasta que Juan lo compró, “todo el barrio de Carabanchel” tenía llave del almacén. Allí el dueño del bar de enfrente guardaba sus trastos; los vecinos de arriba tenían unas cajas llenas de juguetes y algunos de los muebles juveniles de pino barnizado, restos del negocio de los antiguos propietarios, habían quedado olvidados. «Hicieron falta seis camiones para vaciarlo antes de iniciar la reforma. Lo único que rescaté fueron las butacas de teatro antiguas y algunas cajoneras” –recuerda el fotógrafo Juan Baraja, su actual y flamante propietario–. Una reforma que más bien consistió en una “limpieza de cara” para conservar el aire industrial del espacio. “La obra fue muy sencilla, quería mantener ‘el rollo’ –explica–: cambiar el techo, poner cuatro lucernarios…».

Juan Baraja: El viaje de la luz

Guión: Pedro Torrijos y Fran Izuzquiza.

Diseño sonoro: Alberto Espinosa.

Dirección: Pedro Torrijos.

Juan Baraja es fotógrafo, y sus obras protagonizan la exposición «Contra todo lo que reluce: Efectos del tiempo» del Museo ICO.

Viajamos junto a Juan en su recorrido personal que le ha llevado a ser fotógrafo e inmortalizar edificios, momentos y personas en las obras que nos muestra en su recorrido. Descubrimos su estudio de fotografía y su cámara de placas, un dispositivo que nos devuelve a la magia de la técnica fotográfica artesanal y nos inspira una historia en la que la luz es protagonista.

La luz que hace posible nuestra existencia, los colores que nos rodean, las imágenes que captura Juan, las historias que cuenta en ellas, la luz que irradian los lugares y personas que inmortaliza en sus instantáneas. Una luz que es elemento de construcción, de trabajo, de arte y de vida.

APPLE PODCAST

Juan Baraja: «Mi interés por el tiempo me ata la fotografía analógica»

ENTREVISTA.

La arquitectura no le interesa tanto per sé como por las maneras de habitar que determina. ¿Me equivoco?

Me interesa como elemento, como espacio. Puedo poner como ejemplo series como «Hipódromo», que no se refiere a un espacio habitado o habitable, pero donde me fijo en el entorno, en la luz, y cómo esa luz lo transforma.