Juan Baraja

CATEDRALES

2009-2011

Se dirige uno por la catedral escaleras arriba de una manera casi inexplicable, lleno de soberbia, con una sutil paciencia y una desgarradora prisa hacia ese cielo profundo que muchos prometían, escapando de lo carnal y buscando desesperadamente hallar lo divino. Sin estos propósitos avanzo por la cementera encontrando lugares que tienen que ver con la idea perseguida en el templo cristiano, pero que lejos del concepto religioso se acercan sin embargo a lo formal del edificio. La idea de verticalidad y los grandes espacios que la catedral gótica había logrado, al perder el muro su función de soporte se repiten en la arquitectura de la cementera por cuestiones puramente técnicas y de funcionalidad. Las partes más altas de la fábrica, espacios casi olvidados, llenos de maquinaria pesada y cubiertos por una gruesa capa de polvo gris o blanco, responden a esa búsqueda impaciente de los fieles por encontrar lo etéreo y lo sobrehumano ahí arriba.


 diazepam . Click Here