Juan Baraja

ÁGUAS LIVRES

2013

INSTRUCCIONES PARA TOMAR UNA PLACA

Se toma un hombre cualquiera, a ser posible de estatura media para que el eje de sus ojos ronde el metro sesenta de altura.

Deberá encontrarse en buen estado de forma y rondar los cuarenta años, edad ideal en la que aun se conserva un sentido dinámico del equilibrio y se goza ya de la gravedad que dan los años.

Son preferibles sujetos mansos, de los de nervio templado. Aquellos que son dados a la contemplación son siempre de garantía.

Se coge a este hombre tranquilo y se le transporta a la escena de la toma, pidiéndole que se yerga en toda su estatura, manteniendo el mentón paralelo a los pies, enérgico, desafiante.

Dado que la especie es bípeda se confiará en su sentido del equilibrio para nivelar el horizonte visual.

Si elegir al hombre es una cuestión de experiencia técnica, de oficio; para la escena se necesita una chispa, algo que encienda el ánimo y compense el esfuerzo. Son preferibles las escenas estáticas. Cualquier movimiento inesperado, como un cruzar de pájaro en vuelo, puede provocar que el frente ocular se desplace ya por instinto de cazador ya por inercia de poeta, desnivelando el encuadre y poniendo en compromiso el éxito de la toma.

Los interiores son siempre una buena elección, pues compensan la falta de luz con la sensación de control sobre el sujeto y su entorno. En estos casos, la medición de la luz ha de ser precisa, deberemos asegurarnos de que la velocidad del parpadeo se ajusta al grado de exposición deseada.

Resulta aconsejable el uso de capuchones con anteojos. Su uso permite una mejor coordinación entre los montantes. Además el aislamiento acentúa la capacidad de abstracción del sujeto, así como su sentido de la compensación, algo fundamental ya que la captura de la imagen en la retina debe ser invertida horizontal y verticalmente en la mente del sujeto antes de ser expuesta.

Una vez corregidas las fugas de perspectiva, alineando los montantes del frente ocular y del ojo de la nuca, se procederá a enfocar de cero a infinito, teniendo como cero la falta total de esperanza y como infinito la seguridad de perpetuarse en la toma.

 

Gonzalo Golpe


 garage door repair boise . https://upmaker.org/dreambox-dm100s-review/